WMF utiliza cookies para poder adaptar el sitio web lo mejor posible a las necesidades de nuestros visitantes. Al utilizar este sitio web, acepta que los cookies se almacenen en su ordenador. Información adicional:  Declaración de la política de privacidad .

Close
Información

¿pregunta?

¿Quiere saber más?

Nuestro servicio de atención al cliente profesional está a su disposición.

* Campos obligatorios

¿Quiere saber más?

Nuestro servicio de atención al cliente profesional está a su disposición.

WMF Española S.A.
Tel: + 34 91 334 12 16
Fax: + 34 91 729 32 22
maquinasdecafe@wmf.es

¿Quiere saber más?

Nuestro servicio de atención al cliente profesional está a su disposición.

 

  • Introduzca su nombre y número de teléfono. Con mucho gusto le llamaremos de lunes a viernes de 7:00 a 12:00 h y de 13:00 a 16:00 h.

  • intervalo temporal *

* Campos obligatorios

    Classics

    Espresso / Ristretto

    Espresso / Ristretto

    El espresso es el epítome del café. La bebida mediterránea por excelencia, el sabor corto pero intenso de Italia. Pero el espresso no es sólo eso: más aroma, más sabor, más sustancia. Un espresso se prepara con alta presión y eso es lo que lo caracteriza, su densidad, la crema de color tostado, lo que lo distingue como un buen espresso. El espresso se suele servir acompañado de un vaso de agua.


    Ingredientes:

    • 7-9 g de café molido de café espresso molidos, al gusto
    • 25–40 ml de agua caliente (doble espresso = doble de cantidades)


    En un ristretto, se suele utilizar unos 20 ml de agua, a veces menos, con la misma cantidad de café molido

     

    Espresso Macchiato

    Espresso Macchiato

    Si le gusta el espresso más suave, ponga un poco de espuma de leche en una taza y añádale un espresso. La espuma de leche "macchia", que es lo que le da la apariencia de "manchado" y lo convierte en un "macchiato". Servir el espresso macchiato en un vasito le da un aspecto especial. Se suele servir acompañado de un vaso de agua. p>


    Ingredientes:

    • 1 espresso
    • Un poco de espuma de leche

     

    Café Crème

    Café Crème

    El café crème, también llamado Schümli en Suiza, se prepara al momento con un café en grano, tostado bajo presión hasta que adquiere un color más claro, mediante el denominado proceso de escaldado con cafetera de émbolo. Un buen café crème también se decora con una "crema" de color tostado. Un auténtico clásico, tanto con un chorrito de crema de café como solo.


    Ingredientes:

    • 8-10 g de café molido Café Crème beans
    • 125–150 ml Agua caliente, dependiendo del tamaño de la taza

     

    Cappuccino

    Cappuccino

    Una alternativa popular al espresso es la quintaesencia del cappuccino italiano. Apareció en las cafeterías de todo el mundo hace mucho tiempo. Servido con una galletita, esta especialidad de café se puede tomar a cualquier hora del día.


    Ingredientes:

    • 1 espresso
    • Abundante espuma de leche (en Italia, en un cappuccino solo se espolvorea polvo de cacao si se desea)


    Su nombre, que significa "tacita", viene de "cappuccio", la capucha del hábito de los hermanos Capuchinos. Un cappuccino se prepara con una base de abundante espuma de leche sobre la que se añade un espresso.

     

    Latte Macchiato

    Latte Macchiato

    Originariamente, era una bebida para niños en Italia, la "leche manchada" se sirve a temperatura de consumo. Un latte macchiato está compuesto por una capa de leche caliente y otra de espuma de leche encima entre las cuales queda el espresso separado al cabo de unos segundos de servirlo. De esta forma, se crean sus características capas.


    Ingredientes:

    • 1 espresso
    • Leche
    • Espuma de leche

     

    Café Latte

    Café Latte

    La forma más suave para saborear la leche entre las especialidades de café es el Café Latte. Se prepara con una mitad de leche caliente y, a diferencia del cappuccino y del latte macchiato, se elabora con un grano de café crème más suave. La bebida se cubre con una espuma cremosa.


    Ingredientes:

    • 1/2 de café crème
    • 1/2 de leche caliente
    • Un poco de espuma de leche

     

    Café filtrado

    Café filtrado

    El clásico café alemán ha sido y seguirá siendo el café filtrado. Además, o justamente en la era del boom de los cafés especiales, todavía tiene muchos seguidores y es la bebida típica por excelencia para el desayuno. A diferencia de muchos cafés especializados, el café filtrado se prepara sin presión y el agua de escaldado se filtra suavemente a través del café molido. p>


    Ingredientes:

    • Café molido filtrado
    • Agua caliente